Feromonas sexuales, una manera sostenible de controlar las plagas

Suterra 16-abr-2021 3:40:53

vineyardwide

El uso de feromonas en los cultivos es clave para alcanzar los objetivos de sostenibilidad que plantean las estrategias internacionales en materia agrícola. El control de plagas mediante feromonas es una técnica cada vez más extendida por sus grandes ventajas frente a los insecticidas convencionales. Entre sus beneficios destacan el respeto por la biodiversidad, que no dejan residuos en la cosecha y que evitan las resistencias. 

La agricultura se enfrenta a varios retos que han quedado reflejados en el Plan Verde de la UE. En 2050 se estima que el aumento de la población mundial hará incrementar la demanda de productos agrícolas un 70%. Mientras, los mercados y los consumidores cada vez son más exigentes, por ello el agricultor busca aplicar técnicas más eficaces, más precisas, que no dejen residuo en el fruto, que ahorren recursos y que respeten la biodiversidad. 

 

Vines footer

¿Cómo funciona el biocontrol basado en feromonas? 

Las feromonas sexuales básicamente podemos definirlas como sustancias naturales que las hembras de algunas especies emiten para atraer al macho hacia el apareamiento. Si liberamos copias de esos aromas en suficiente cantidad en el cultivoconseguimos entorpecer que el macho siga ese rastro. Así el insecto plaga reduce el apareamiento, se disminuye drásticamente su población y como consecuencia se evitan los daños en el cultivo.  

Hace 40 años que el biocontrol basado en feromonas comenzó a emplearse como una alternativa al uso excesivo de insecticidas convencionales. Hoy en día esta técnica no invasiva se ha extendido por todo el mundo y su adopción se convierte de alguna manera en imprescindible para una agricultura más sostenible. Además, supone una gran oportunidad de diferenciación para el agricultor frente a un consumidor consciente y preocupado por el aspecto medioambiental.  

Beneficios del control de plagas basado en feromonas 

El uso de feromonas consigue disminuir el empleo de insecticidas convencionales, precisamente este es uno de los principales objetivos de las nuevas directrices internacionales como el Plan Verde de la UE o los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Las feromonas son selectivas con la especie que queremos controlar y no afectan a otras. Su uso no perjudica en manera alguna a los insectos beneficiosos y la biodiversidad. Se trata de una técnica que favorece una producción sostenibleque es respetuosa con el medio ambiente y que es apta para producción ecológica. Las feromonas son sustancia muy volátiles que no dejan residuo en el fruto y no generan resistencias. El uso de feromonas para el control sostenible de plagas se ha convertido en una técnica clave para la gestión integrada de plagas y es compatible con cualquier otra técnica, sea el uso de agentes químicos, operaciones culturales u otros métodos de biocontrol 

En Suterra® somos pioneros en el uso de feromonas y dedicamos muchas horas de investigación para innovar y seguir avanzando en una técnica que consideramos el presente de la agricultura sostenible y el futuro para una agricultura más precisa, respetuosa con el entorno y que facilite al agricultor la labor en el campo 

 

ApplesB 1920