El melazo, la cochinilla más temible en el cultivo de la vid

Suterra 26-jul-2022 22:00:00

El melazo de la vid (Planococcus ficus) es un insecto chupador que vive en la viña y se alimenta de la savia

vmb-solo

También conocido como cochinilla harinosa, cochinilla algodonosa o cotonet, puede considerarse la cochinilla más temible en el cultivo de la vid alrededor del mundo. La uva de mesa es la más afectada por la plaga y la que más daños sufre, pero también en la viticultura el melazo es ahora motivo de preocupación y requiere una cuidadosa estrategia de control.

Hoy conocemos un poco más de cerca las principales características de esta temida plaga.

 

¿Cómo afecta el melazo de la vid a la planta?

VMB-LB4-daño-melazoTiene dos tipos de efectos diferentes, el primer efecto es un deterioro de la calidad de la uva porque este tipo de insectos chupadores consumen mucha savia y todo lo que les sobra lo excretan en forma un líquido pegajoso, llamado melaza. Eso produce que se ensucie la fruta y favorece el crecimiento de hongos sobre la uva. En uva de mesa eso supone un impacto directo pues se requiere que la uva esté limpia y en perfectas condiciones. En la uva de vinificación también genera problemas porque complica el proceso de elaboración del vino.

En segundo lugar, hay algunos estudios que demuestran que el melazo puede ser vector de algunos virus de gran importancia económica. La cochinilla algodonosa se mueve poco y lentamente pero aun así pueden adquirir el virus en una parra y trasladarlo a la siguiente. En caso de infestación extrema, podrían llegar a secar plantas, pero esto nunca se da en parrales o viñedos comerciales.


El ciclo de la plaga

La cochinilla pasa el invierno normalmente en forma de hembra adulta o de ovisacos en la parte más baja de la planta. Tienden a desplazarse hacia la raíz o el cuello de la raíz y ahí se ubican en grietas o bajo la corteza de la vid. Cuando en primavera empiezan a subir las temperaturas, emergen de los huevos las ninfas (crías) que empiezan a alimentarse y se van desplazando poco a poco hacia las partes más aéreas de la planta. Parte de la población evoluciona como hembra y sigue teniendo ese aspecto de cochinilla algodonosa y parte de la población va a evolucionar a macho que es muy diferente, son pequeños insectos alados. Las hembras emiten una feromona natural que atrae a los machos para aparearse. Una vez apareadas las hembras, vuelven a poner huevos. A pesar de ciertos rumores sin fundamento, está demostrado que en esta especie no se da partenogénesis, es decir, las hembras han de aparearse para poner huevos fértiles. El número de generaciones anuales depende de las condiciones climáticas, pero en cualquier caso el melazo de la vid es más prolífero que otras especies de cochinillas algodonosas. En la mayoría de zonas de producción de uva de mesa, la especie tiene entre 4 y 5 generaciones anuales.

 

Confusión sexual para el control del melazo

No hay demasiadas herramientas para controlar esta plaga. Lo más común es el uso de un insecticida sistémico que la planta lo absorbe y el insecto lo ingiere (las opciones son muy limitadas). Se puede realizar algún tratamiento con aceites a salida de invierno. A veces se emplea la suelta de parasitoides y depredadores, pero su uso es muy puntual.

La ventaja principal de la confusión sexual es la ausencia de residuos. Cuando entra en juego un insecticida sistémico se introduce en la planta, va a acabar llegando al fruto y por tanto se introduce en la cadena alimentaria.

Desde el punto de vista del agricultor es una cuestión de complementos, controlar completamente el melazo solo empleando insecticidas o confusión sexual es complicado, se trata de complementar unos sistemas con otros. Además, el empleo del difusor pasivo de feromonas Chekmate VMB retrasa la aparición de resistencias a otras materias activas, lo que es especialmente importante teniendo en cuenta el limitado número de opciones. En esta campaña, CheckMate VMB, es el único sistema de confusión sexual autorizado en España para el control del melazo de la vid.

 

¿Cuándo es recomendable la colocación de Chekmate VMB?

Debería hacerse en algún momento en primavera antes del segundo vuelo de los machos. Su inicio dependerá de las temperaturas, pero una aplicación común es en la segunda mitad de abril. Sólo ha de colocarse una vez por campaña ya que las feromonas se van a ir liberando al ambiente durante aproximadamente medio año. Por eso, aplicarlo en abril va a hacer que lleguemos en buenas condiciones hasta octubre. La dosis recomendada de Chekmate VMB es de 620 unidades por hectárea, al tratarse de una plaga poco móvil y muy localizada el tener múltiples puntos por hectárea lo hace un producto muy interesante y totalmente eficaz.

CheckMate®VMB-Suterra®-header-1

 

https://www.suterra.com/es/products/vmb